pornoHARDWARE.com

Teclados mecánicos: ¿a qué esperas para comprarte uno?

Este artículo se lee en aprox. 15 minutos. Categoría: Hardware

| Comentarios

La inmensa mayoría de las personas que utilizan un ordenador a diario utilizan teclados de membrana, y la inmensa mayoría de ellos ni siquiera saben de la existencia de otros tipos de teclados.

En éste artículo explicaré las características más representativas de los teclados mecánicos, los diferentes tipos de mecanismos de teclas que existen para éstos teclados y en definitiva, todas las sensaciones que aporta el uso de uno de éstos teclados.

Y es que al contrario de lo que piensa la mayoría, estos teclados no solo para gamers, sino para cualquier persona o político que utilice un ordenador habitualmente..

Solo existen 2 tipos de personas en el mundo: los que adoran los teclados mecánicos, y los que aún no los han probado.

Tipos de teclados

Quizás eras de los que no sabían que existe vida más allá de los teclados convencionales (membrana) hasta ahora, por lo que antes de hablar en profundidad de los teclados mecánicos, vamos a ver los diferentes tipos de teclados que existen.

  1. Teclados de membrana
  2. Teclados proyectados
  3. Teclados mecánicos

Teclados de membrana

En la actualidad (según vuestro punto de vista del tiempo: 2015) casi todos los teclados que se utilizan son de éste tipo.

Este tipo de teclados están formado por 2 láminas plásticas (que contienen las pistas conductoras del circuito) entre las cuales hay otra membrana agujereada donde se situan las teclas.

Teclado de membrana

Es también el mismo sistema que se utiliza habitualmente en el mando a distancia de la tele, los teclados de los móviles antiguos, y prácticamente cualquier aparato que tenga un panel de teclas.

Sistema rubber-dome Encima de cada uno de estos agujeros de la membrana (que corresponden a cada una de las teclas) se coloca una cúpula de goma (denominada rubber dome).

Al pulsar dicha cúpula, las 2 partes de las láminas plásticas se juntan y se transmite la pulsación del teclado hasta el ordenador.

Este sistema es mucho más barato que tener un interruptor por cada tecla (como en el caso de los teclados mecánicos), por lo que es el sistema que más se ha extendido, llegando en la actualidad a estar presente en el 90% de los teclados que se fabrican.

Sistema scissor En los teclados de los portátiles se utiliza también este sistema de membrana, aunque en estos casos lo que se busca es que el recorrido de las teclas (y las propias teclas) sea mucho más pequeño, por lo que el sistema es muy parecido, pero con un perfil mucho más bajo formado por 2 piezas cruzadas en forma de tijera (por eso éste sistema se denomina scissor).

Este sistema scissor es el que se utiliza en prácticamente la totalidad de ordenadores portátiles, salvo en unos pocos modelos que se fabrican con teclados mecánicos, pero son muuuuuy pocos.

Desde éste año existe además una variante de éste sistema scissor llamada butterfly y desarrollada por Apple para sus portátiles Macbook, pero simplemente es una variación del sistema para hacer aún más pequeño el recorrido de las teclas y poder así tener teclados más planos y finos para ordenadores portátiles.

Teclados proyectados

Parece algo nuevo, pero llevan mucho tiempo entre nosotros (la primera vez que probé uno fué en 2005 o 2006)… y aunque parece algo genial a simple vista, por ahora no han llegado a conquistar el mercado debido a sus limitaciones.

Consiste en un aparato que proyecta mediante laser, infrarrojos, etc. la imagen de un teclado sobre cualquier superficie… y que es capaz de detectar qué teclas estamos tocando, por lo que permite convertir cualquier superficie (preferiblemente plana) en un teclado.

Teclado proyectado

Suelen sincronizarse mediante bluetooth o USB, de forma que no solo se usan en ordenadores, sino que también pueden conectarse con teléfonos móviles, PDAs y cualquier otro dispositivo que permita éste tipo de conexiones.

Pero como ya digo, de momento continuan sin hacerse un hueco en el mercado debido a que aún tienen algunos problemas que dificultan su uso, como por ejemplo que dependiendo de la luz ambiente que haya en el sitio donde lo estemos usando, el teclado puede funcionar mejor o peor. O que como la reflexión afecta a su uso, es complicado encontrar una superfice perfecta para utilizarlo, ya que la mayoría de las superficies tienen algun nivel de reflexión (y llevar encima una superficie especialmente diseñada para su uso hace que éste dispositivo pierda su gracia, porque para eso nos llevamos un teclado normal, y listo).

Su precio es bastante más alto que el del resto de teclados que existen, aunque sin llegar a ser prohibitivo, ya que se pueden encontrar por unos 200 € aprox. sin tener que buscar demasiado.

Teclados mecánicos

Después de hablar un poco sobre los teclados de membrana y los proyectados, por fin llegamos al kit de la cuestión: los teclados mecánicos.

El teclado mecánico desde el que estoy escribiendo ahora mismo

Resistencia al pulsar cada tecla, profundidad de la pulsación, sonido click al pulsarlas y personalización absoluta de las teclas son solo algunas de las cosas que puedes hacer con éstos teclados.

Antes de nada, si no habeis probado éste tipo de teclados no podreis saber realmente de lo que os estoy hablando… ya que aunque intentaré describir sus características y opciones lo mejor posible, son las sensaciones que experimentareis al utilizarlo lo que os hará decantaros por uno u otro, y eso difícilmente se puede explicar en un artículo (aunque sea en uno tan bueno como éste).

Hay mucha gente que piensa que los teclados mecánicos no son más que aquellos ruidosos teclados que se usaban en los 90. Y en parte tienen razón, ya que éste tipo de teclados es el que se utilizaba antes. Pero ha llovido mucho desde entonces, y aunque el coste infinitamente inferior de los teclados de membrana haya hecho que apenas se usen teclados de otros tipos, poco a poco parece que éstos teclados mecánicos estan empezando a proliferar entre el público en general, ya que hasta ahora únicamente eran populares entre gamers por su respuesta táctil perfecta para juegos.

En los teclados mecánicos, cada tecla tiene su propio interruptor, que es el que se encarga de enviar la señal de cada tecla pulsada al ordenador. Y aquí es precisamente donde radica una de las mejores características de éste tipo de teclados: existen muchos y muy diferentes tipos de interruptores, por lo que podemos escoger entre un tipo u otro en función de nuestros gustos personales. Además, cada uno de estos interruptores estan sellados y protegidos en el interior de su carcasa, de la que únicamente sobresale un pequeño cilindro plástico donde se colocar la tecla para accionarlo. Esto hace que un teclado mecánico sea casi indestructible, y que sus interruptores duren muchísimos años soportando decenas de millones de pulsaciones sin variar su comportamiento durante todo ese tiempo, a diferencia de los teclados de membrana, en los que con el paso del tiempo se puede apreciar que el tacto de las teclas va cambiando. Podeis probarlo en vuestros teclados de membrana comparando el tacto de aquellas teclas que useis con menos frecuencia (por ejemplo, F7) con aquellas que useis habitualmente (por ejemplo, la letra A o el espacio).

El principal fabricante de interruptores para teclados mecánicos es Cherry

Prácticamente todos los teclados mecánicos llevan interruptores Cherry, por lo que únicamente voy a explicar las características de estos, aunque hay algunos otros fabricantes de teclados que o bien fabrican los suyos propios (como empezó a hacer Razer el año pasado) o bien utilizan interruptores de otros fabricantes.

Cherry dispone en la actualidad de 2 clases (series) de interruptores:

  • Serie ML
  • Serie MX

La linea ML es mucho más pequeña (6,9 mm de altura) y está diseñada para aquellos poquísimos portátiles que utilizan teclados mecánicos. En cambio, la linea MX tiene 15,2 mm de altura, por lo que se utiliza en los teclados normales de sobremesa.

¿Y qué tienen de especial estos interruptores? Pues que algunos ofrecen más o menos resistencia que otros, algunos apenas hay que pulsarlos para que marquen la tecla mientras que en otros hay que pulsar hasta el final, algunos de ellos tienen un sonido click característico al pulsarlos y otros no, etc.

Los tipos de interruptores Cherry que existen actualmente son:

  • MX Black
  • MX Red
  • MX Brown
  • MX Clear
  • MX Blue

Vamos viendo cada uno de ellos un poco más en detalle:

MX Black

Estos interruptores son los que más fuerza necesitan para activarse (unos 60 gr) y tambien los que menos ruido hacen.

El hecho de necesitar más fuerza para presionar cada tecla que en otros teclados hace que el doble tecleo involuntario se reduzca, pero hará que los dedos se cansen más después de escribir durante mucho tiempo.

Tienen un recorrido de 4 mm y 2 mm de activación… es decir, podemos pulsar la tecla desplazándola hacia abajo un total de 4 mm, pero a partir de 2 mm ya enviará la señal de la tecla pulsada al ordenador.

MX Red

En estos interruptores solo necesitamos 45 gramos de presión para pulsar cada tecla. Su recorrido es totalmente linear, sin respuesta táctil: esto significa que desde que empezamos a pulsar hasta que la tecla está completamente pulsada no hay ninguna variación en el tacto ni tampoco el sonido click que hacen algunos otros interruptores cuando se marca la pulsación. Por tanto, al igual que los MX Black, son los que menos ruido hacen (aunque obviamente cualquier teclado mecánico hace mucho más ruido que uno de membrana, eso debeis tenerlo claro y tenerlo presente a la hora de elegir un teclado si para vosotros el ruido de las teclas es importante).

Al no necesitar excesiva fuerz para pulsarlos resultan muy recomendables para la escritura en general, ya que evitará que se nos cansen los dedos como con los MX Black. Personalmente son los que más me gustan (y ya deberíais saber que mi opinión es la única que importa).

Su recorrido también es de 4 mm en total, y 2 mm de activación.

MX Brown

Son iguales que los MX Red en cuanto a recorrido y resistencia a la pulsación pero a diferencia de éstos, los MX Brown si tienen respuesta táctil: hacen un click al activarse la pulsación (a los 2 mm de pulsarlos), por lo que hacen más ruido que los MX Black o MX Red, y su recorrido no es lineal.

También tienen 4 mm de recorrido total, y 2 mm de activación.

MX Clear

En este caso, los interruptores MX Clear (tambien llamados MX White, transparent, etc) son iguales a los anteriores MX Brown, pero es necesaria una presión de 55 gramos para activarlos.

Tampoco tienen por lo tanto un recorrido lineal, y también emiten el click al pulsarlos, por lo que quizás no sea el interruptor adecuado para los teclados de una sala de redactores de una revista escribiendo sin parar (a no ser que quieras que les duela la cabeza).

MX Blue

Los MX Blue tienen una particularidad que no tienen ninguno de los demás, y es que estan formados por 2 piezas en lugar de solo por 1, de forma que los primeros 2 mm de recorrido son muy suaves y apenas se necesita presión para pulsarlos, pero los 2 mm siguientes (hasta completar los 4 mm de recorrido total) necesitan de hasta 50 gramos para llegar hasta el final, con lo cual se nota mucho el punto de activación.

Son los que mayor respuesta táctil tienen, también desde el punto de vista auditivo, ya que emiten el click más fuerte que los anteriores… sin embargo, es la mejor opción para escribir grandes textos y durante periodos muy largos sin que nuestros dedos se cansen.

Si queréis conocer detalles más avanzados de éstos interruptores Cherry podéis encontrar toda la información sobre sus esquemas, medidas, tipos, etc. en éste archivo PDF.

Y aquí teneis un video oficial de Cherry sobre los interruptores MX (solo está en ingles, sorry):

cherry-professional-gaming.com

Ventajas e inconvenientes

Ahora que ya conocéis un poco más a fondo los diferentes tipos de teclados, vamos a ver el porqué de la buena fama de los teclados mecánicos.

Vamos a empezar por lo obvio después de haber visto los tipos de interruptores que existen: la posibilidad de elección de un interruptor u otro en función de nuestras preferencias.

Si nos gusta que suene un click al pulsar una tecla o lo queremos más silencioso, o si queremos que sea necesaria más o menos fuerza para pulsarlas son sólo algunas de las cosas que podemos escoger en un teclado mecánico, pero NO en ninguno de los otros tipos de teclados.

La durabilidad es un factor determinante también: un teclado de membrana se supone que aguanta unos 7 millones de pulsaciones de cada tecla, que puede no estar mal en determinados casos… pero no tiene nada que hacer frente a las más de 50 millones de pulsaciones por tecla que permiten los teclados mecánicos. Y al margen de las pulsaciones, los propios materiales que componen éstos teclados son mucho mejores y más resistentes que los de membrana, aunque ésto hace que los de membrana sean por lo tanto mucho más baratos que los mecánicos: no es raro encontrar teclados de membrana por 10 €, sin embargo un teclado mecánico normalito no suele costar menos de 75 € (como poco).

Siguiendo con el tema de la durabilidad, no solo me refiero a la durabilidad del teclado en general, sino a la de cada tecla individualmente, ya que los interruptores siempre se comportarán de la misma forma desde el primer dia hasta el último, en cambio en los teclados de membrana el tacto de la pulsación de las teclas va cambiando a medida que va pasando el tiempo (por el propio desgaste del material), llegando al punto en el que se notan diferencias entre aquellas teclas que usamos más habitualmente con respecto a las que menos usamos.

La sensación al teclear, aunque cueste creerlo, para mi es completamente placentera. Hace ya varios meses que tengo éste teclado (al cual doy un uso intensivo literalmente todos los dias), y aun me llama la atención lo agradable que resulta utilizarlo. Al igual que Matrix, la sensación al teclear con uno de éstos teclados no se puede expresar con palabras: has de verlo por ti mismo.

Leí un comentario muy gracioso en una de las webs que usé para documentarme sobre éste tema, y es que comparaban la sensación de teclear en un teclado de membrana con la de teclear sobre una fila de chicles masticados, y aunque te parezca una exageración, el dia que pruebes un teclado mecánico y luego uses de nuevo uno de membrana te acordarás de éstas palabras…

Si te desagrada el sonido de éstos teclados (gente rara hay en todas partes) existe una solución, y es que aparte de los propios interruptores mecánicos de diferentes tipos (unos más silenciosos que otros) existen unos pequeños aros de goma (llamados rubber o-rings) que se colocan en el interior de cada tecla para amortiguar las pulsaciones y reducir el sonido y el tacto según queramos.

Existen diferentes tipos de o-rings, según queramos amortiguar más o menos cada pulsación. Personalmente no me gustan nada, y cuando compré el teclado mecánico que uso ahora (un flamante Corsair K70 RGB con interruptores Cherry MX Red) compré también éstos anillos por si acaso el sonido de las teclas me resultaba molesto (puesto que llevaba muchos años acostumbrado a los teclados de membrana) y fué llegar el teclado, probarlo durante unas horas y escuchar el increible sonido de sus teclas, y tirar la bolsita de o-rings a la basura).

Y aunque no es una característica exclusiva de los teclados mecánicos, hay una característica en ellos llamada NKRO (abreviatura de N-Key Rollover), que consiste en la capacidad de éstos teclados de pulsar varias teclas al mismo tiempo sin que el teclado pierda ninguna de ellas, registrando todas las pulsaciones al mismo tiempo.

Esto es muy útil en juego, por ejemplo, pero también puede resultar de utilidad en otras actividades.

Hay teclados de membrana que también permiten pulsaciones múltiples, pero pocas y siempre teclas determinadas (en esos teclados lo llaman gaming matrix o tambien anti-ghosting).

En cuanto a la personalización del teclado, las teclas de los teclados mecánicos suelen ser estándars, por lo que se pueden comprar teclas sueltas personalizadas, con diferentes texturas, colores, sin el maldito logo de güindous, etc, etc. (por ejemplo, las geniales teclas de la gente de WASD).

Resumiendo: no hay color entre uno y otro… y si no estas completamente convencido es porque no has probado uno aún, así que mi consejo es que probeis uno, y después de unos dias estoy seguro de que no querréis volver a uno de membrana nunca más.

En mi caso es una de las mejores comprar que he hecho nunca (o al menos, una de las que más satisfacción me produce), y en cuanto le eche valor y me ponga a probar la distribución de teclas DVORAK (que tengo muchas ganas de hacerlo) seguro que no solo aumentaré muchísimo la velocidad de escritura, sino que además no terminaré con sensación de cansancio en los dedos después de toda una noche teclando…

Alaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Referencias

Comentarios