pornoHARDWARE.com

Telegram: aún hay esperanza para las apps de mensajería

Este artículo se lee en aprox. 23 minutos. Categoría: Apps

| Comentarios

Por si implementar un robusto protocolo de encriptación, tener una app para casi todos los sistemas operativos móviles mayoritarios que existen, haber publicado su código fuente, disponer de una API pública para que cualquier desarrollador pueda integrar Telegram en sus programas o haber garantizado desde el primer momento que su sistema será gratis y libre de publicidad para siempre no fueran argumentos suficientes como para erigir a Telegram como la mejor aplicación de mensajería instantánea que existe, ahora van y sacan aplicaciones de escritorio para Linux y Mac!! (vaaaaale, para Windows también… pero a quién le importa ésto último?)

Y nada de webapps (aunque si quieres, también las tiene) sino que se trata de aplicaciones nativas para cada sistema operativo (cuyo código fuente, además, también han publicado).

Índice

  1. ¿Por qué usar Telegram?
  2. ¿De dónde ha salido?
  3. Comparativa
  4. Pero no es oro todo lo que reluce…
  5. Referencias

¿Por qué usar Telegram?

No lo voy a negar: soy un fiel defensor de Telegram incluso antes de probarlo, porque basta con ver su manifiesto para darse cuenta de que ofrece todo lo que uno espera de una app de mensajería, y encima funciona bien (lo cual aunque debería estar implícito en un software de producción, aquellos que se muevan en éste mundillo sabrán que a menudo no es así).

Harto de la bazofia de Whatsapp (no pongo enlace para no darles tráfico xDD) y de sus múltiples problemas de seguridad (y más, y más, y aún más, y mil ejemplos más), de las acusaciones sobre el espionaje de sus conversaciones para la NSA, de sus cada vez más frecuentes cuelgues y reinicios, etc, etc. probé varios servicios de mensajería alternativos… como por ejemplo el insufrible y pesadísimo LINE (que si no eres un adolescente cuyo único interés en la vida es enviar emoticonos, es una mierda), y otro (cuyo nombre ahora mismo no recuerdo) que prometía encriptación militar (suena más a gancho comercial que a otra cosa), pero que se hacía tan difícil de utilizar para el público en general que no lo usaba ni la familia de sus desarrolladores…

Todo parecía perdido… pero cuando estaba a punto de tirar la toalla y conformarme con el puto Whatsapp durante el resto de mi vida, llega Facebook y lo compra!… y si hay algo que odio más que a los mentirosos de Google es sin ninguna duda a los ladrones de Facebook! Así que no tenía elección: solicité la eliminación de mi cuenta de Whatsapp (que eso da para otro post, lo prometo), desinstalé la aplicación de mi teléfono y me dispuse a ser una de las pocas personas de éste mundo que iban a seguir enviando mensajes SMS.

Pero entonces sucedió!! Los planetas se alinearon y los Dioses (en su infinito saber) tuvieron a bien concedernos a Telegram!

Voy a dar solo unas pocas de las muchas razones por las que todos deberíamos usar ésta aplicación de mensajería en lugar de las demás:

  • Implementa un protocolo de encriptación MUY robusto llamado MTProto, cuyos creadores (y quienes lo han analizado en profundidad) aseguran que no se puede romper (de hecho, hay una recompensa de 200.000 $ a quien consiga hacerlo nueva recompensa de 300.000 $!).
  • Identificación por alias: Cada usuario puede asignar a su número un alias, de forma que podrá ser identificado por dicho alias en el caso de no figurar en el listado de contactos del dispositivo receptor.
  • Permite especificar chats con un tiempo de auto-destrucción configurable, de forma que pasado ese tiempo, todo el contenido de la conversación se elimina de los dispositivos de todos sus interlocutores (tanto si ellos quieren como si no), evitando que queden en el historial para siempre.
  • Las conversaciones pueden sincronizarse entre diferentes dispositivos, lo que permite conectarse desde el ordenador (por ejemplo) y ver los mensajes que hemos escrito y recibido desde el movil, y viceversa.
  • Es gratis, y está libre de publicidad. Y ésto, según sus autores, va a ser así SIEMPRE.
  • Incorpora marcas de verificación que permiten saber cuándo un mensaje ha sido enviado al receptor, y cuándo dicho mensaje ha sido leído (una característica que Whatsapp, por ejemplo, ha tardado 5 años en incorporar).
  • Se puede enviar cualquier tipo de archivos a través de Telegram, no solo fotos, audio y poco más (como en la mayoría de las apps de la competencia).
  • Dispone de una API pública que cualquiera puede utilizar para integrar Telegram en sus propias aplicaciones (¿os imaginais recibir alertas o los resultados de vuestros scripts en vuestro movil a través de Telegram, hablándonos como si se tratara de cualquier otro de nuestros contactos?)
  • No solo tiene apps para iOS, Android o Windows Phone, sino que además existen webapps para Chrome y Firefox (y se encuentran en fase beta las versiones para Firefox OS, Blackberry OS 10, e incluso un plugin para Pidgin).
  • Y muchas otras cosas…

¿De donde ha salido?

Telegram fué lanzado en 2013 por los 2 hermanos rusos Nikolai y Pavel Durov, que para los que no sepan aún quienes son, son también los creadores de VK (o VKontakte, la red social más grande de Rusia.

Según Wikipedia: VK Es el sitio más popular de Rusia, Ucrania y Bielorrusia. Debido a su diseño y funcionalidad, a menudo se afirma que VK es un clon de Facebook, no solo por ser un concepto similar, sino por ser un modelo de negocio comparable. Sin embargo, la incorporación de otras características hace que sea más un todo en uno. Similar a otros sitios como YouTube, Pandora, etc. con una interfaz que recuerda mucho a Facebook, pero de un uso más sencillo e intuitivo.

En 2014, sus creadores convirtieron la empresa (hasta ese momento llamada Telegram LLC) en una organización sin ánimo de lucro, y así se mantiene por ahora (y esperemos que ésto no cambie!).

Comparativa

Antes de empezar a escribir éste artículo me propuse hablar únicamente de Telegram, y hacerlo de una forma imparcial, contando sus virtudes sin atacar directamente a las demás apps de mensajería que existen… pero es inútil escribir un post sobre una de éstas apps sin comparar sus ventajas e inconvenientes con respecto a las demás.

Por ir rompiendo el hielo en éste aspecto: en 2014, la Electronic Frontier Foundation (junto a otras empresas) organizó una comparativa en la que se pusieron a prueba 39 aplicaciones de mensajería. Ésta comparativa consistía en la realización de 7 pruebas, de las cuales Telegram aprobó 5, igualando a iMessages (de Apple) el cuál está considerado como uno de los sistemas más seguros del mundo, aunque por desgracia es (obviamente) un software propietario.

Dos factores críticos que redujeron la calificación de Telegram en ésta comparativa fueron la posible vulnerabilidad en descifrar mensajes con la clave de cifrado interceptada, incluso si los mensajes son almacenados localmente, y la falta de soporte de una empresa independiente.

La mayoría de las comparativas que existen en Internet siempre son entre Whatsapp, Telegram y LINE por ser éstas las 3 apps más utilizadas en la actualidad… pero dado que lo he mencionado antes, intentaré incluir en ésta comparativa también al iMessages de Apple, que aunque no creo que sea una competencia real para ninguna de las demás (principalmente porque SOLO es para iDevices) merece estar en la comparativa por ser (desde el punto de vista de la seguridad) una de las mejores opciones, y por su increible (en mi opinion) usabilidad.

En cuanto a seguridad y privacidad:

Whatsapp siempre se ha caracterizado por preocuparse muy poco por la seguridad de sus comunicaciones. Muchas de sus vulnerabilidades han permitido que cualquier script kiddie pudiera espiar las conversaciones de los demás. No se puede culpar a una app por tener bugs, ya que eso es normal en el desarrollo de software. Lo que no es normal es no solucionar éstos problemas en un tiempo razonable a pesar de ser bugs reportados. Supongo que durante años pensaron que podían hacer lo que quisieran, ya que eran monopolio y pensaron que todo el mundo iba a seguir utilizando su app a pesar de éstos problemas porque no había ninguna otra app que les hiciera sombra. Y con respecto a la privacidad… si los rumores de su colaboración con la NSA no fueran suficientes para ver la opinión de ésta gente acerca de la privacidad de sus usuarios, el haber sido comprada por Facebook obviamente no dice nada a su favor en éste aspecto, más bien todo lo contrario. De hecho, ésta app ha sido llevada a los tribunales en algunos paises (Canada, Holanda, …) por vulnerar algunas leyes de privacidad.

En cuanto a LINE, acaba de incorporar el cifrado hace muy poco, ya que antes tampoco lo hacía, pero aunque no hay demasiada documentación sobre éste cifrado (o al menos yo no la he encontrado) no goza de mala reputación en éste aspecto. Por el momento solo ha tenido una brecha de seguridad conocida (enlace traducido automáticamente, ya que la noticia original está en japonés).

Telegram está cláramente orientada a la privacidad y a la seguridad en las comunicaciones, ya que sus creadores fueron conscientes desde el primer momento que éste tema era precisamente lo que podía hacer que su app se diferenciara del resto, y la gente la eligiera frente a las demás. Chats privados, tiempo configurable de eliminación de mensajes, fuerte cifrado basado en el protocolo MTProto, etc. hacen de ella una app muy segura. Y el hecho de utilizar un protocolo de cifrado y unas aplicaciones cuyo código fuente haya sido liberado, hacen que Telegram no tenga nada que ocultar (o al menos dan esa impresión).

En cuanto a iMessage, como casi todo lo que concierne a Apple, está envuelta en el secretismo hermético que caracteriza ésta empresa… y apenas se conocen datos claros y fiables sobre su funcionamiento interno (a pesar de las peticiones que ha habido al respecto). Siempre se ha presupuesto que era uno de los sistemas más seguros que había, como se podía comprobar en el documento de la DEA (Agencia Antidroga Estadounidense) que se filtró en Internet y en el que se decía supuestamente que ellos no podían interceptar y leer los mensajes enviados con éste sistema. Apple se apresuró entonces a confirmar que efectivamente ni la DEA ni siquiera ellos mismos pueden acceder al contenido de los mensajes (ni aunque quisieran hacerlo) debido a la fuerte seguridad de sus transmisiones. Pero recientes investigaciones (hechas por el mismísimo pod2g) revelan que SI sería posible que se interceptaran y descifraran los mensajes enviados por éste medio, por lo que únicamente si confias ciégamente en Apple podrías considerar su iMessage como el sistema más seguro que hay (me descojono, jejeje).

En cuanto a usabilidad:

La usabilidad es un factor importantísimo a la hora de elegir una app de mensajería, ya que son apps que se suelen utilizar de forma muy frecuente… por lo que cuánto más facil, rápido y sencillo sea la forma de utilizarlas, mejor.

En éste aspecto yo diría que LINE es la peor de las 4, ya que no es que sea extremadamente difícil utilizarla (ninguna lo es), sino que dada la cantidad de opciones que se presentan en cada pantalla, menu, etc. resulta evidente que es la menos sencillez y facilidad de uso ofrece.

Whatsapp y Telegram son prácticamente iguales en éste aspecto, siendo el segundo casi un clon del primero, lo cual seguramente se deba a facilitar la migración de usuarios hacia Telegram (cuánto más parecida sea a la que los usuarios estan acostumbrados a usar, más facil será que éstos la utilicen). En cualquier caso, ya sea porque es a lo que la mayoría estamos acostumbrados o porque efectivamente el grado de usabilidad y facilidad que ofrecen es muy alto, ambas son muy sencillas de utilizar, incluso para personas que no estan acostumbradas a utilizar apps (siempre he pensado que si mis padres pueden usar una app significa que es sencilla e intuitiva, sino, no lo es xDDDD).

Pero iMessage es la gran ganadora en éste terreno, ya que si hay algo en lo que Apple es experto es en hacer que las cosas funcionen de forma transparente para el usuario final.

Todo el mundo (casi sin excepción) sabe cómo se envia un SMS, verdad? Pues en iMessage solo hace falta eso para saber utilizarlo, ya que no hay una app para ello, sino que está integrado en el envio/recepción de mensajes SMS de forma que al enviar dicho SMS, si el destinatario dispone de una cuenta de iMessage automáticamente dicho mensaje se enviará a través de éste servicio. Por el contrario, si el destinatario no tiene iMessage, se enviará como un SMS normal de toda la vida. Por lo tanto, no hay que hacer nada, configurar nada ni seleccionar nada. Solo escribes el mensaje y lo envias, nada más. Y para recibirlos es lo mismo: si tienes activado el uso de iMessage en tu iDevice, los recibirás en el mismo sitio donde recibirías los SMS de siempre. En éste caso si que se podría decir (como tanto le gusta decir a los de Apple) que it’s just works.

En cuanto a número de usuarios

Ésta es la única ventaja de Whatsapp frente a las demás, y por desgracia es una de las más importantes para el público en general. Cuando hablo con algún familiar o conocido sobre porqué Whatsapp es tan inseguro y tan poco recomendable, y les explico porqué Telegram funciona tan bien, basta con exponer los mismos argumentos que he intentado exponer en éste artículo para que todos acaben siempre convencidos de que efectivamente es mucho mejor usar Telegram que Whatsapp… pero muchos de ellos, al cabo de muy poco tiempo vuelven de nuevo a utilizar Whatsapp… y cuando les pregunto el motivo, todos me dicen lo mismo: “es que Whatsapp es lo que usa todo el mundo”.

Y por desgracia (de momento) tienen razón…

El motivo por el que usamos cualquiera de éstas apps es el de comunicarnos con los demás sin tener que pagar 0,15 € (o lo que sea, depende del operador y la tarifa) por cada mensaje que enviamos (como sucedía con los SMSs). Pero aunque haya apps mejores y apps peores, ¿de qué nos sirve tener una app cojonuda, si la persona con la que queremos comunicarnos NO dispone de dicha app? Las apps de mensajería no son compatibles unas con otras; no se puede enviar un mensaje desde Telegram y que el destinatario lo reciba en su Whatsapp, o viceversa (aunque es una buenísima idea, me lo apunto como futuro proyecto para hacerme rico xDDD). Por lo tanto, es muy importante que la app que queramos utilizar la tengan también nuestros interlocutores, sino, no servirá de nada porque no podremos usarla.

Whatsapp fué el primero en llegar, y durante mucho tiempo, el único. La poquísima (o nula) capacidad de reacción que tuvieron todas las demás empresas relacionadas con la comunicación en aquel momento (que no supieron ver el increible filón que Whatsapp había descubierto) propiciaron que Whatsapp fuera ganando usuarios… al principio poco a poco, y después de forma exagerada (conozco gente que compraron smartphones únicamente para poder utilizar Whatsapp). Y años después, TODO EL MUNDO (menos yo, y tres o cuatro locos más) la utilizan… por lo que hacerse un hueco hoy en dia para otra app de mensajería es muy difícil. De todas formas, la hegemonía de Whatsapp no durará siempre, y ya hay apps (como por ejemplo Telegram) que aumentan de usuarios a un ritmo increible… por lo que es únicamente cuestión de tiempo que el público en general se de cuenta de lo mal que hacen usando Whatsapp, y migren hacia otras apps más seguras, privadas, estables, etc.

Ya he comentado que iMessage es un sistema muy bueno (seguro, rápido, intuitivo, etc) pero al ser un sistema CERRADO y únicamente compatible con iOS y Mac OS, está limitadísimo en cuanto al número de usuarios que pueden usarlo, por lo que jamás será (ni de lejos) un competidor directo de ninguna de las demás apps de mensajería con las que lo estamos comparando.

Y en cuanto a LINE, desde que salió ha crecido a un ritmo tremendo, aumentando de usuarios exponencialmente (hoy en dia, noviembre de 2014, se estima que tiene más de 560 millones de usuarios)… pero tiene un problema enorme, y es que según varios artículos reciéntemente publicados, únicamente el 30% de sus usuarios registrados realmente lo utilizan, lo cual no habla muy bien de LINE…

En cuanto al número de plataformas que soportan

En éste punto iMessage es la clara perdedora. Únicamente los llamados iDevices (iPhone, iPod, iPad y sistemas Mac OS) pueden utilizar iMessage, lo cual deja fuera (por ejemplo) a la totalidad de usuarios de Android (una cifra nada despreciable).

Le sigue Whatsapp, que permite su ejecución en los dispositivos iOS, Android, Windows Phone, Blackberry y Nokia, y si utilizamos un emulador de Android para PC, podemos utilizarlo en Windows también.

LINE se ejecuta en los mismos smartphones que Whatsapp, pero añade versiones nativas para Windows y Mac OS.

Pero el ganador indiscutible en éste punto es Telegram, disponible en iOs, Android y Windows Phone (y muy pronto en Blackberry 10, ya que ofrecen 50.000$ a quien la porte a éste sistema), y con aplicaciones nativas para Windows, Mac OS y Linux. Aunque realmente se puede utilizar desde cualquier parte, ya que dispone de un plugin para Chrome, así como un cliente de consola (*nix), webapps para acceder desde cualquier navegador e incluso un interface para el cliente de mensajería Pidgin.

En cuanto a funcionalidades que ofrece cada una

De nuevo Telegram vuelve a ganar en éste punto, ya que es la que más y mejores funcionalidades ofrece. Es cierto que no dispone de llamadas de voz, cosa que LINE (e iMessage, a través de Facetime) si, pero la lista de opciones que ofrece (y cómo estan éstas implementadas) supera con creces a las demás.

Una de las primeras cosas que llaman la atención (o que más la llamaron en su dia) son los chats secretos y la posibilidad de configurar un tiempo de eliminación de los mensajes. Con Telegram, podemos establecer un chat privado punto a punto entre nosotros y nuestro interlocutor, el cual iría completamente cifrado (y ni siquiera dejaría rastro en los propios servidores de Telegram), en el que además podemos definir (por ejemplo) un tiempo de eliminación de 2 minutos. Cada vez que escribamos en dicho chat, aparte de transmitir el mensaje de forma segura y privada, éste se eliminará automáticamente tanto de nuestro móvil como del móvil del destinatario 2 minutos después de que éste lo haya recibido. De ésta forma evitamos que la conversación quede almacenada para siempre en el historial de la aplicación, en los servidores de Telegram o donde sea (reciéntemente LINE ha implementado también ésta funcionalidad).

En cuanto a los grupos de mensajes, con Whatsapp tenemos la limitación de 30/50 personas como máximo (dependiendo de si usamos la versión iOS o Android). Con Telegram podemos crear grupo de hasta 200 personas (lo cuál seguramente no vamos a usar nunca, a no ser que queramos volvernos locos, pero está bien que no tengamos dicha limitación). LINE está limitada a 100 personas como máximo.

En Whatsapp, hasta hace 2 semanas (después de tooodos estos años), no se podía saber si el mensaje que habíamos escrito había sido leído por el destinatario. Ahora acaban de lanzar una actualización que permite saberlo (aunque debido a las protestas recibidas por sus propios usuarios, se puede deshabilitar ésta opción). Con LINE, Telegram e iMessage se puede saber ésto desde el primer dia, de forma que cuando se envía un mensaje, se puede saber si el destinatario lo ha leído ya o aún no.

En cuanto al envío de archivos a través de éstas apps, con Whatsapp únicamente se pueden enviar imágenes, notas de voz, y algunas pocas cosas más. Y encima, el tamaño máximo del archivo que podemos enviar es de 12Mb, lo que ha provocado que circulen por éste multitud de imágenes pixeladas, videos entrecortados y con muy poca calidad, etc. Con iMessage tampoco se puede enviar algo que no sea una foto y poco más, y para colmo, el tamaño máximo es de 1Mb. Desconozco el tamaño máximo que se puede enviar a través de LINE, lo siento… pero de nuevo es Telegram quien gana (y por goleada) en éste aspecto también. Con Telegram, se puede enviar cualquier tipo de archivo, sea el que sea… y el tamaño máximo es de 1Gb, lo cual debería ser suficiente como para enviar cualquier cosa que pudiéramos necesitar.

Por último, pero no por ello menos importante, Telegram ofrece algo que a la mayoría de la gente no le servirá para nada (de hecho, la mayoría ni siquiera sabrá qué es) pero que supone un importantísimo avance y abre todo un nuevo mundo de posibilidades: una API pública.

Esta API va a permitir a los desarrolladores implementar Telegram en sus programas… y eso realmente puede suponer una revolución, ya que podríamos recibir y enviar a través de Telegram (por ejemplo) comandos para manejar nuestro ordenador de forma remota, controlar determinado software desde cualquier punto del mundo, recibir notificaciones e información de procesos que tengamos ejecutando en un servidor, etc, etc. Si sabeis lo que es una API, no hace falta que os enumere todo lo que podríais hacer con ésta. Y ésto es algo que SOLO Telegram ofrece.

Ah si! Olvidaba que LINE tiene stickers… es decir, emoticonos con más variedad y más grandes… en fin… (y hay quien dice que es su mayor killer feature xDDD).

En cuanto al precio

Poco hay que decir en éste aspecto. En la App Store de Apple únicamente hay que hacer un pago inicial de 0,89 € para bajar la app, y una ve pagado eso ya no hay que pagar nunca más (ésto es únicamente para dispositivos iOS). Para Android, su precio en Google Play es gratuito el primer año, luego su precio es de 0,89 € al año. Todas las demás apps son gratuitas.

Sobre éste tema tengo que romper una lanza en defensa de Whatsapp, ya que como desarrollador de software que soy, me dió verdadero asco ver como la gente ponía el grito en el cielo cuando Whatsapp anunció que iba a cobrar 0,89 € al año a la gente que llevara más de 1 año usándola.

Por el precio de 3 o 4 SMS se puede tener una app que permite enviar INFINITOS mensajes GRATIS. Y aun así, la gente se quejaba, buscaba formas de saltarse el pago, hacian jailbreak en busca de hacks, reinstalaban el SO de sus móviles y mil cosas más solo por no pagar los 0,89 €!!!

El problema es que la gente está acostumbrada (demasiado, diría yo) a obtenerlo todo gratis, ya sea porque realmente lo es o porque lo roban/cogen/copian/etc, así que cuando se ven obligados a pagar unos céntimos por un servicio que les ahorra CIENTOS de euros, se llevan las manos a la cabeza. Es triste, pero así es…

En fin… a modo de resumen, en la siguiente tabla podeis ver más o menos el resultado de la comparativa que acabamos de hacer:

  Whatsapp LINE Telegram iMessage
Seguridad Inseguro Seguro Muy seguro Muy seguro
Usabilidad Fácil Poco intuitiva Fácil Muy fácil
Usuarios/mes 600 millones 170 millones 35 millones Desconocido
Plataformas Muchas Muchas Casi todas Solo iDevices
Permite voz No Si No Si (Facetime)
Funcionalidades Normal Normal Muchas Muy pocas
Precio 0,89 € / año Gratis Gratis Gratis

 

El resultado, a pesar de lo que la mayoría de la gente piensa, es que Whatsapp es una de las peores apps de mensajería que existen… pero tiene a su favor el factor más decisivo para la mayoría: todo el mundo la usa.

Telegram e iMessage son las ganadoras de la comparativa, por su privacidad, seguridad y usabilidad. Pero para la mayor parte de la gente, la privacidad no es importante. Ésto es MUY triste, pero es así.

Cualquier persona con la que habléis de la codificación de los mensajes, de la privacidad, del cifrado, etc. os dirá que eso da igual… que no somos “tan importantes” como para que quieran espiarnos… e incluso que si lo hacen, no les importa porque “no tienen nada que ocultar”, y blablabla…

Y esa forma de pensar es la que hace que empresas como Google, Facebook y tantas otras hagan lo que les venga en gana, traficando con nuestros datos, perfiles, gustos, etc. Pero eso es otro tema, no nos desviemos ahora xDDD

Por lo tanto, y puesto que iMessage está limitada a los dispositivos iOS de Apple, Telegram es sin duda la ganadora de nuestra comparativa.

Pero no es oro todo lo que reluce…

No obstante, Telegram no es perfecta del todo, y aunque no tengo ninguna duda de que es la mejor app de mensajería que conozco, me provoca cierto malestar el hecho de que no hayan publicado realmente todo su código.

Ellos anuncian en su web que el código fuente está disponible, y así es… aunque ésto es solo verdad en parte. Únicamente se ha liberado y publicado el código fuente de algunas versiones muy antiguas de las apps para móvil, no la versión actual. Las apps para escritorio (Telegram Desktop) también han sido publicadas… pero no el código que usan los servidores de Telegram, y ahí es donde radica el principal problema de confianza que ésta app puede generar en los que somos tan paranoicos.

Al no disponer del código fuente completo de todo el sistema, no hay una garantía real de que funcione como ellos nos dicen. Aunque aun así, Telegram sigue siendo la mejor opción de todas, ya que ninguna de las demás apps ha publicado absolutamente nada.

En cualquier caso, el único problema real que existe ahora mismo con Telegram es que no es la app utilizada por la mayoría de la gente (aunque gana miles y miles de nuevos adeptos diariamente), por lo que lo mejor que puedes hacer para mejorar el mundo de las comunicaciones y de su privacidad es utilizarla, y convencer a todos tus amigos y familiares de que lo hagan también.

Es gratis, ocupa muy poco y funciona genial. ¿de verdad se te ocurre alguna buena razón para NO usarla a partir de ahora? Espero que no!

Como siempre, espero que éste artículo te resulte de utilidad… ya sea para iniciarte en Telegram o para conocer un poco más acerca de sus virtudes frente a las demás… así que no dudes en compartirlo con todo el mundo.

Alaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Referencias

Comentarios