Y no, no estoy hablando en sentido metafórico... hoy voy a enseñaros el pequeño datacenter que tengo montado en mi casa, donde mis servidores mis niñas funcionan sin interrupción para dar servicio tanto a mis frikadas como a algunas otras cosas un poco más serias.

Y cuando digo datacenter no me refiero a un par de ordenadores viejos sin monitor en una esquina del dormitorio, como teneis algunos (y vosotros os llamais frikis? debería daros vergüenza!), sino a varios racks con decenas de servidores, SAI's, cabinas de discos duros en RAID, switches redundantes y mil cosas más (como tenemos los frikis de verdad... así que tomar nota!!) xDD

Ha sido un proceso muy largo, y mentiría si dijera que ya ha terminado y que no voy a seguir ampliando la infraestructura de mi datacenter... pero a dia de hoy (mediados de 2014) puedo decir que (por suerte para mi y por desgracia para mi mujer) una de las habitaciones de mi casa tiene ésta pinta:

Para aquellos a los que (como a mi) os apasione el hardware, la informática, la tecnología y las máquinas en general, seguramente os parezca una habitación cojonuda... sin embargo los demás pensaréis (al igual que mi familia, mi mujer y la mayoría de mis amigos) que estoy loco y que se me ha ido de las manos, jejeje... así que si éste es vuestro caso, ¿qué cojones haceis en una web que se llama pornoHARDWARE??? Iros a descargar vuestras vergonzosas películas screener a otra parte, a actualizar vuestro estado en la mierda del Feisbuk o a reenviar hoaxs a vuestros amigos antes de que Jon Henerd os cierre Hotmail por no mandar el mensaje a 20 de vuestros contactos... lo siento, pero me temo que esta web no es para vosotros... ;)

A todos los demás, bienvenidos!

Indice

Dado que éste post va a ser enoooorme, con muchísimas fotos y muchísimo texto, creo que no está de más un pequeño índice para facilitar la navegación:

  1. El comienzo
  2. Mi primera casa
  3. El primer traslado
  4. El segundo traslado
  5. El traslado final

Y ahora, vamos al lio...

El comienzo

Todo empezó hace muuuchos años, cuando aún vivía en casa de mis padres...

Hacía muy poco que teníamos Internet en casa... al principio una conexión con modem (a 56Kbps!) de esas que no solo costaban un ojo de la cara, sino que además te dejaban sin teléfono mientras estabas conectado (mucha gente joven, o al menos más joven que yo, alucina cuándo les cuentas ésto último xDDD).

Por aquel entonces yo era más que feliz con mi increible Pentium III, después de haber pasado por varios ordenadores hasta llegar a él.

Amstrad CPC 6128 Empecemos por el principio: mi primer contacto con la informática fué a raiz de los geniales (y más que educativos) Amstrad CPC 464 con monitor de fósforo verde, el cuál me abrió las puertas a un mundo que me fascinó desde el primer momento (yo tendría unos 10 o 12 años en ese instante).

Al poco tiempo llegó el Amstrad CPC 6128 (ya con monitor a color), con el que hice mis primeros programas en BASIC (el cual iba aprendiendo gracias a un libro que saqué de la biblioteca de mi colegio (si, todos cometemos errores... y yo lo reconozco: he estado en alguna biblioteca... espero que sepais perdonarme).

Pasé muchas horas picando códigos obtenidos de revistas de videojuegos y esperando paciéntemente a que se cargaran los programas almacenados en las lentísimas cintas de cassette del CP 464 y más tarde en los discos de 3" del CPC 6128. Ojalá tuviera cualquier de ellos en la actualidad...

Después vino mi primer PC, una auténtica maravilla de máquina... increíblemente veloz, potente y con un monton de cosas que no podía ni imaginar... y es que en aquel momento, tener un Intel 80386 eran palabras mayores!

Mi primer Intel Pentium III

Pasé varios años con aquel increible 386... un Olivetti que me dió innumerables horas de diversión. Y después llegó el 486, y por fin aquel Pentium III que se convirtió en mi primer servidor..., y con él se desencadenó la locura...

Por aquel entonces yo programaba con algunos lenguajes de Microsoft cuyo nombre no emplearé aquí, y dado que comenzaba a montar algunas webs, decidí abrir aquel primer servidor a Internet y mantenerlo encendido las 24 horas...

Me costó muchas broncas con mi madre conseguir que no tirara del cable del enchufe cada vez que pasaba junto al servidor y veía que estaba encendido... y no puedo culparla! ¿Cómo iba mi madre a entender que aunque yo no estuviera delante, aunque el monitor estuviera apagado y no hubiera nadie junto a ese ordenador, algunas personas se conectaban a él diariamente y lo utilizaban?

Pero poco tiempo después ese servidor no fué suficiente, y tuve que hacerme con otro. No porque hubiera más tráfico y el servidor no tuviera recursos suficientes, sino porque mi atracción por la tecnología y los sistemas no había hecho más que empezar...

Mi primera casa

Durante varios años ocupé un pequeño rincón de la terraza cubierta de mis padres con mis 2 ordenadores... pero algunos años después (sobre 1999 o 2000) finalmente me independicé, y los siguientes 4 años estuve en un pequeño estudio en Hortaleza (Madrid)... lo que unido a mi descubrimiento de eBay y otras webs similares, dió lugar a que poco a poco se inundara la casi única habitación del estudio en el que vivía con todo tipo de hardware: SAIs, hubs, monitores, KVMs, más servidores, etc.

Y cuando ya casi no había espacio físico en mi casa para tantas máquinas, se me presentó la increible oportunidad de hacerme con un rack! ¿os lo podeis imaginar? un rack en mi propia casa! Así que por supuesto (y en contra de lo que TODO el mundo me aconsejaba) me hice con él.

Un increible rack de 42 U de la marca Compaq, con sus bandejas extraibles, sus guias pasacables, sus rejillas de ventilación, etc.

Pero el rack no vino solo. Junto a él llegaron cabinas de discos SCSI, servidores con 2 procesadores (algo que no se veía todos los dias por aquel entonces), robots de copia de seguridad en cintas DDS, etc... y después de muchas y muchas horas de lectura en Internet, configuraciones, controladoras SCSI, y mil cosas más, mi casa parecía una mezcla entre un viejo datacenter y un vertedero de chatarras bastante caras:

Si, lo se... visto así parecía una pocilga... pero una vez ordenado no se estaba nada mal xDD

Y tras mucho tiempo organizando y configurando todo, al final logré hacer un hueco para todo aquello en mi ya de por si reducido estudio:

Mi primer Datacenter, en Hortaleza (Madrid), alrededor de 2004

Nunca habías visto un salón tan chulo, eh?

Por aquel entonces, aparte de varias de mis webs personales, daba servicios de IMAP y SMTP a las empresas de algunos familiares. Tambien alojaba varios repositorios de código, servidores de desarrollo, etc... y todavía me sobraban servidores para enredar con nuevas tecnologías, probar cosas y aprender y aprender y aprender...

El primer traslado

Algunos años después dejé aquel estudio y me trasladé a otra casa un poco más apañada. Era un duplex pequeño en Griñon, pero al menos había suficiente espacio como para poder dedicar una habitación entera a mi pequeño datacenter.

Fué una odisea aquella mudanza, y no solo por la cantidad de cosas y el tiempo que estuvieron los servidores offline (el cual únicamente fué de unas horas, después de muchas gestiones en paralelo para dar de alta la ADSL en la nueva casa, el transporte de los servidores y el rack, la replicación de la nueva IP en los DNSs, etc), sino porque al ser un duplex y estar las habitaciones en la planta de arriba, hubo que subirlo todo a mano por las escaleras... y fué horrible.

Pero el resultado mereció la pena, y durante unos cuantos años más pude disfrutar de un Datacenter en mi propia casa no solo con todo lo necesario para seguir dando el mismo servicio de siempre, sino que durante ese tiempo fuí ampliando todo el hardware que pude, mejorando el rack hasta el punto de necesitar otro más (el cual conseguí a muy buen precio)... e incluso un pequeño rack mural para las comunicaciones (switches, patch panels, etc).

Mi segundo Datacenter, en Griñon (Madrid), alrededor de 2008

Segundo traslado

Aproximadamente en 2010 dejé aquel duplex y me mudé a una casa gigante en Illescas... y digo una casa gigante porque una de sus habitaciones (que además estaba en un sótano muy luminoso) medía cerca de 50m2 (creo que era la habitación más grande de la casa), y nada más verla supe que sería el Datacenter perfecto... incluso antes de ver el resto de la casa, solo con ver aquella habitación e imaginarme lo que podía montar allí, ya estaba convencido a mudarme...

Mi tercer Datacenter, en Illescas (Toledo), alrededor de 2010

Tremenda habitación, verdad?
Espacio de sobra para todos mis servidores, para mi mesa de trabajo, una segunda mesa adicional, la pizarra gigante para el XP (me refiero a la metodología de desarrollo ágil, no el sistema inoperativo de Microsoft, idiota!), y después de todo aquello aún seguía sobrando espacio...

Y dado que la Naturaleza aborrece el vacio, quien soy yo para contradecirla? Por lo tanto, y en vista que mi infraestructura no paraba de crecer y sin embargo había espacio de sobra, finalmente me hice con mi tercer rack... otra unidad exactamente igual que la primera (porque puestos a hacer las cosas bien, hagámoslas simétricas, no?)

Una habitación normal y corriente, verdad?

3 racks completos alojando 3 cabinas Compaq de 14 discos duros SCSI cada una, 1 servidor HP Proliant con 2 procesadores, 4 switches de 24 puertos cada uno, 1 KVM switch para 16 equipos, 2 robots de copia de seguridad en cintas DDS, 1 SAI de 19", 1 NAS en RAID5 de 5 TB, 6 servidores en formato rack, y a saber qué más...

Pero no... este datacenter tampoco fué mi datacenter definitivo, ya que un par de años después por fin mi mujer y yo encontramos la casa definitiva, y allí es donde vivimos actualmente (aunque por suerte ella no sabe todo lo que hay en esa habitación en la que me paso gran parte del tiempo, jejeje).

El traslado final

Año 2012, en Seseña (Toledo). Compramos un chalet con todo lo que siempre habíamos querido, y aunque el datacenter iba a contar con un espacio mucho más pequeño que el que tenía en la casa anterior por cómo estaban distribuidas las habitaciones, el hecho de tener al fin una casa en propiedad (hasta ahora siempre había ido de alquiler en alquiler) hizo que inconscientemente fuera poco a poco deshaciendome de aquel hardware obsoleto y que no iba a usar nunca más, y fuera renovándolo y quedándome únicamente con los servidores y las máquinas pata negra.

La meta era quedarse únicamente con 1 de los 3 racks... y casi 1 año después lo conseguí.
Fuí vendiendo y vendiendo cosas, y con el dinero obtenido iba comprando hardware más potente y más actual, hasta llegar a la infraestructura de la que dispongo ahora mismo.

Vamos a entrar un poco más en detalle...

Capítulo 1: Almacenamiento (compartido, local y en red)

Para satisfacer mis necesidades de almacenamiento, y después de haber aprendido por las malas (hace ya muchos años) que "TARDE O TEMPRANO TODOS LOS DISCOS DUROS MUEREN©" tenía muy claro desde el principio que TODOS mis servidores debían disponer de redundancia en sus discos, ya fuera RAID 1 o RAID 5 (dependiendo del número de discos disponibles en cada caso). da igual para qué se vaya a destinar el servidor, tiene que poder sobrevivir a un fallo de disco sin perder ni un bit de información.

Y aunque sea "entre comillas", estamos hablando de un entorno de producción al fin y al cabo, así que aquí no sirven los lentísimos (aunque baratos) discos SATA que teneis la mayoría de los humanos en vuestros ordenadores.

Aquí hacen falta discos UltraSCSI, FibreChannel o SAS. Y si puede ser en cabinas de 19" para nuestro rack, mucho mejor! xDD

Pero como las que yo tenía por aquel entonces eran ya muuuy viejas, ruidosas y con un espacio de almacenamiento taaaaaaan limitado, tuve que jubilarlas para dejar sitio a nuevas generaciones...

{% imgcap center /images/posts/datacenter/datacenter_diskarray_old.jpg Mis antiguos arrays de discos SCSI %}

Me deshice de mis 2 preciados arrays Compaq de 14 discos SCSI de 3,6GB cada uno (que tantísimo tiempo me había costado conseguir), y en su lugar monté no 1 sino 5 arrays más! (los cuales conseguí a un precio de risa, prácticamente comprados al peso como si fuera chatarra).

  • 1 x IBM Exp Plus de 14 discos UltraSCSI (U160) de 73,4GB cada uno
  • 1 x EMC array de 15 discos FibreChannel de 146GB cada uno
  • 3 x HP StorageWorks de 14 discos UltraSCSI (U320) de 36,4GB cada uno

En total, una vez construidos los RAIDs, disponemos de más de 4TB de almacenamiento compartido, a muy alta velocidad y con fuentes de alimentación redundantes (2 fuentes cada cabina).

Arrays de discos HP y EMC

Fuentes de alimentación redundantes de los arrays de HP y EMC

Array de discos IBM

Con esos arrays de discos para almacenamiento compartido y los discos locales instalados en cada uno de los servidores (éstos últimos siempre en RAID también) ya tenía resuelto el problema del almacenamiento para las necesidades del Datacenter... ¿pero qué hay de las necesidades del almacenamiento multimedia (películas, series, música, etc) para la red de mi casa?

No me parecía buena idea mezclar ésto con los datos de los servidores, por lo que para todas éstas cosas que considero ocio y que deben ser accesibles (a través de la red de mi casa) desde todos los reproductores que hay en ella (televisores, consolas, etc) utilizo mi querida NAS de Allnet ALL6600 de 10TB, la cual consta de 5 discos SATA de 2TB cada uno configurados en RAID 5, y que mediante NFS y SAMBA ofrece mi colección de películas, series, música, fotografías, etc. a cualquier parte de mi casa (le dedicaré un artículo en exclusiva a ésta NAS en cuanto pueda, porque de verdad que lo merece).

Mi NAS de 10TB de almacenamiento RAID (y os juro que no todo es porno!)

Capítulo 2: Servidores

Tanto rack y tanto almacenamiento no sirve de nada por si solo. Únicamente tiene sentido si hay buenos servidores que los utilicen... y en éste caso sí que los hay.

Al principio (en mis primeros datacenters xDDD) llamaba servidor a cualquier ordenador normal y corriente que permanecía conectado las 24 horas del dia...

Primero los usaba tal cual, en sus torres o semitorres, puestos de pié uno al lado del otro bajo mi mesa... pero luego, con la llegada del primer rack, compré cajas en formato rack de 19" vacías y transplanté todos aquellos ordenadores a ellas para poder montarlos en el rack.

Daban el pego, la verdad. Y no funcionaban del todo mal... pero aunque parecían servidores, al fin y al cabo eran ordenadores normales y corrientes, y pronto vi que ni sus discos duros ni su refrigeración ni ninguno de sus componentes estaban diseñados para prestar servicio 24 horas al dia y 7 dias por semana.

Por ese motivo, cuando un dia encontré a través de eBay un lote de modestos servidores de verdad en formato 19" para rack y a un precio muy bajo (debido a que incluso en aquel momento estaban completamente obsoletos ya xDDD) no me lo pensé y compré 3 unidades que si no recuerdo mal, me costaron 100 € cada uno (hace muuuuchos años ya).

Eran auténticas relíquias... sin fuentes de alimentación redundantes, con procesadores Intel Xeon, 2GB de RAM y 2 discos duros IDE (si, si... habeis oido bien: discos duros IDE!!) de 80GB cada uno (si no recuerdo mal)... pero para mi eran taaaaaan bonitos!

Mis primeros servidores "de verdad"

No hay que ser ningún experto en hardware para saber que cualquier teléfono de hoy en dia es bastante más potente que estos servidores... pero aun así, me dieron muy buen servicio durante muchos años.

Uno de ellos era el servidor de correo (IMAP y SMTP), otro era el servidor de base de datos (MySQL al principio, y luego también PostgreSQL) y el otro se encargaba de servir las webs (Apache).

Pero ahora, después de tantos años, ya no estaban a la altura de las necesidades del datacenter, por lo que también tuve que jubilarlos y modernizar todos los servidores.

En ese momento, como si los Dioses me estuvieran enviando una señal, encontré un sitio donde vendían servidores obsoletos de algunos datacenters muy importantes de Holanda (segun me dijeron esos vendedores). Se vendían prácticamente como si fueran chatarra... como si fueran servidores al peso... y claro, se desató la locura... xDDD

No se si dicha procedencia sería verdad o no, pero al cabo de pocos meses me había hecho con decenas y decenas de máquinas de auténtico pornohardware, valoradas en cientos de miles de euros, y todo literalmente por unos pocos cientos!!

Muchos de ellos a su vez los vendí de nuevo, ganándoles un buen dinero a cada uno de ellos, lo que me permitió que todos aquellos que yo me quedé para mi uso personal me acabaron salieron prácticamente gratis.

Gracias a éstas operaciones de compra/venta no solo jubilé prácticamente todo el hardware que tenía en aquel momento, sino que además los reemplacé con servidores del copón bendito!

Pasaron muchos servidores por mi datacenter en aquellos meses, por lo que no voy a hablaros de todos ellos... pero hay algunos que sí que merecen una mención especial, como por ejemplo los HP Proliant DL380 G4, los cuales no llegué a utilizar en mi datacenter porque los vendí bastante rápido.

HP Proliant DL380 G4

También me hice con algunos Dell (concretamente 3 PowerEdge 2850 y 1 PowerEdge 2950), pero nunca me ha gustado el hardware de Dell... por lo que los vendí tan pronto estuvieron a punto.

Dell PowerEdge 2850 y PowerEdge 2950

Y otros 3 HP Proliant DL585 G1 un poco más antiguos que los demás, pero con 4 procesadores AMD Opteron (que no solo de Intel vive el hombre)... aunque los vendí poco después porque eran poco potentes para su tamaño (4 U cada uno).

HP Proliant DL585 G1

Pero de entre todos estos servidores, los que más me gustaban eran los maravillosos HP Proliant DL380 G5, que fueron los primeros que compré.

Me hice con 4 de ellos, junto con un lote de 16 discos duros SAS de 73,4GB, aparte de los 2 que ya traía cada uno.

HP Proliant DL380 G5

16 discos duros "extra" dan para bastante...

Me encantaban estos servidores. Tanto, que fueron los que decidí quedarme para migrar mis pobres y obsoletos servidores-relíquia, y durante mucho tiempo fueron los que estuvieron sirviendo todos los servicios que tenía en mi datacenter.

Los servidores seguían llegando, por lo que al poco tiempo tuve que cambiar el rack (que por aquel entonces ya solo tenía 1) por otro un poco más grande. Así que tuve que mover y reorganizar todo el cableado de nuevo.

Por aquel entonces todo funcionaba a las mil maravillas.

Las poquitas empresas familiares que alojaban aquí sus páginas webs, su correo corporativo, etc. estaban muy contentas con el servicio, y Yo me divertia como nunca configurando y manteniendo mi propio datacenter casero... pero entonces apareció un problema con el cuál nunca pensé que iba a tener que lidiar: la factura de la luz.

Desde que me independicé de casa de mis padres y empecé a pagar mi propia factura de la luz (allá por 1999 o 2000), siempre tuve una factura un pelín más alta de lo normal (comparándola con amigos o compañeros de trabajo) pero jamás fué algo desorbitado ni preocupante. Mi factura tenía tan solo unos euros más de lo normal, y era lógico, puesto que yo tenía algunos servidores más de lo normal (xDDDD). De hecho, tenía el 100% más de servidores que mis amigos y compañeros de trabajo, jejejeje... aunque insisto en que en aquellos tiempos ni siquiera notaba un incremento en la factura de la luz.

Pero poco a poco, año tras año, el precio de la luz iba subiendo más y más (muchas gracias, malditas Compañias Eléctricas de los cojones!) y cuantos más servidores incorporaba a mi datacenter, mi consumo eléctrico subía también más y más... hasta que al cabo de los años, se hizo insostenible, por lo que me dispuse a reducir drásticamente el consumo eléctrico del datacenter. Y para ello, y gracias al proyecto Open Energy Monitor (el cual os recomiendo encarecidamente, y prometo escribir un artículo sobre él en cuanto pueda) me puse a monitorizar el consume eléctrico de mi casa en tiempo real.

Monitor inalámbrico del consumo eléctrico de mi casa en tiempo real

Como es imposible hacer que un servidor consuma menos electricidad (sin recortar su rendimiento, quiero decir), lo que tenía que hacer era reducir el número de servidores que estaban encendidos siempre.

Pero como todo sysadmin sabe (o debería), no es buena idea concentrar varios servicios diferentes en un mismo servidor (hay mil razones para ésto, no voy a explicarlas aquí)... por lo que meter todos los servicios en únicamente 1 o 2 servidores era algo que el Kharma no me iba a permitir hacer, por lo que después de muchas vueltas al fin encontré la solución: migrar los servidores físicos a servidores virtuales.

De esa forma, con únicamente 1 servidor físico potente, podía dar vida a muchos servidores virtuales... así que vendí mis queridos HP Proliant DL380 G5 y me hice con un par de IBM x3950 M2 (que por si no lo he dicho antes, IBM es la marca de hardware que más me gusta de vuestro mundo) con 32GB de RAM, 4 procesadores, etc. Por lo que después de muchas configuraciones con el genial Citrix XenServer y varias re-estructuraciones físicas en el rack, por fin conseguí replicar toda la infraestructura que tenía antes únicamente con 1 servidor físico y 1 cabina de discos.

El consumo de 1 servidor y 1 cabina de discos sigue siendo un tanto elevado, pero es asumible, así que ésta configuración es la que tengo actualmente para alojar los 5 servidores virtuales que utilizo.

Pero como cualquier avispado amante del pornohardware debería haber notado nada más leer estos últimos párrafos, ésta configuración no cumple los requisitos de la Alta Disponibilidad, ya que no es tolerante a fallos puesto que si el servidor físico llegara a fallar, todo el sistema (los 5 servidore virtuales) fallaría.

Para evitar ésto, ambos IBM x3950 M2 estarán configurados en clúster de alta disponibilidad, de forma que si alguno de ellos llegara a fallar, el otro asumiría el "control" del sistema (aunque a dia de hoy, agosto de 2014, aún no tengo terminada ésta configuración... únicamente uno de los dos IBM esta funcionando ahora mismo).

Otro de los motivos por los que ésta configuración en clúster no está terminada aún es que todavía no he decidido si utilizar éstos 2 servidores IBM, o por el contrario (si el consumo eléctrico en comparación no es elevado, cosa que aún dudo) utilizar la mejor de todas las máquinas que poseo: el increible IBM BladeCenter E.

Éste increible monstruo es sencillamente acojonante, y aunque solo voy a comentarlo un poco por encima, merecería un artículo entero hablando únicamente sobre él (no descarto escribirlo algún dia).

Los servidores Blade son servidores especialmente pensados para los Datacenters, donde hay que optimizar al máximo el espacio físico que ocupan los servidores en los racks, el consumo eléctrico, la administración de los mismos, etc.

Son como servidores normales y corrientes, pero en forma de "placas" o "tarjetas" que se insertan todos ellos en un chasis o bastidor, que se encarga de proveerlos de electricidad, red, etc... El chasis es el que dispone de las fuentes de alimentación redundantes, la conectividad de red, el acceso a cabinas externas de discos, los módulos de administración, KVM's, etc. de forma que los servidores Blade pueden ser mucho más pequeños al no tener que incorporar ninguno de éstos elementos.

Pues bien, mi BladeCenter está formado por el chasis (modelo E), que a su vez incluye:

  • 4 fuentes de alimentación de 2000W cada una
  • 2 módulos de administración remota
  • 2 switches de red Cisco de 20 puertos
  • 2 Pass Thru óptico de 4 puertos
  • Lector DVD
  • Puerto USB
  • Switch KVM

En esta imagen de la parte trasera se pueden ver todos esos componentes, los cuales son modulares y hot-swap (obviamente) para poder sustituirlos en caso necesario sin tener que interrumpir el servicio:

Esto es un culo, y no el de Jennifer López... xDDD

Pero el chasis por si solo no sirve de mucho sin los blades, los cuales se insertan por delante (hot-swap también, por supuesto) y permiten disponer de hasta 14 servidores.

Los 12 servidores IBM Blade HS20

En mi caso en lugar de 14 servidores solo tengo 12, ya que 2 de ellos ocupan el doble de espacio porque llevan un añadido para poder conectarles 2 discos duros de 3,5" a cada uno. Los 12 pertenecen al modelo IBM Blade HS20, y sus configuraciones son:

  • Servidor 01: 2 x Xeon 3.2 GHz, 8GB RAM, 2 x HDD 73GB 10.000 RPM
  • Servidor 02: 2 x Xeon 3.4 GHZ, 5GB RAM, 2 x HDD 73GB 10.000 RPM
  • Servidor 03: 2 x Xeon 3.4 GHZ, 8GB RAM, 2 x HDD 73GB 10.000 RPM
  • Servidor 04: 2 x Xeon 3.4 GHZ, 5GB RAM, 2 x HDD 73GB 10.000 RPM
  • Servidor 05: 2 x Xeon 3.4 GHZ, 8GB RAM, 2 x HDD 73GB 10.000 RPM
  • Servidor 06: 2 x Xeon 3.2 GHZ, 8GB RAM, 2 x HDD 73GB 10.000 RPM
  • Servidor 07: 2 x Xeon 3.4 GHZ, 5GB RAM, 2 x HDD 73GB 10.000 RPM
  • Servidor 08: 2 x Xeon 3.4 GHZ, 8GB RAM, 2 x HDD 73GB 10.000 RPM
  • Servidor 09: 2 x Xeon 3.4 GHZ, 8GB RAM, 2 x HDD 73GB 10.000 RPM
  • Servidor 10: 2 x Xeon 3.4 GHZ, 8GB RAM, 2 x HDD 73GB 10.000 RPM
  • Servidor 11: 2 x Xeon 3.2 GHZ, 4GB RAM, 2 x HDD 73GB 10.000 RPM
  • Servidor 12: 2 x Xeon 3.2 GHZ, 4GB RAM, 2 x HDD 73GB 10.000 RPM

De ésta forma se consigue que en un espacio de tan solo 7 U se puedan tener 12 servidores.
Y si después de leer eso no estais cachondos, yo ya no os entiendo, en serio!

El interior de uno de los IBM Blade HS20

Eso si, los Blades son increibles, molan muchísimo, son mucho más eficientes... pero jooooder con el ruido que hacen!!! Más os vale tener un sueño profundo si alguno tiene uno de éstos cerca (vale... ya lo se... eso es bastante improbable, pero no se me ocurría ninguna otra forma de terminar esa frase).

Para aquellos pocos de vosotros que aún no acepten mi palabra como Verdad Universal (ya lo hareis tarde o temprano), os subo éste video al genial Vimeo (no a la mierda de Youtube, obviamente) para que lo podais comprobar vosotros mismos. Está en HD y con audio para que oigais el estruendo que hace al arrancar... y si, luego se calma bastante, pero al principio es terrible!

Y con ésto creo que puedo concluir (por ahora xDD) la descripción de mis servidores...

El rack (a dia de hoy) ha quedado de ésta forma:

Pero para que todo ésto funcione hacen falta muchos otros elementos, así que vamos a seguir con la visita guiada por mi datacenter viendo el resto de máquinas...

Capítulo 3: Conectividad de las redes (ethernet y wifi)

No creo que haya casi nadie hoy en dia que no tenga una red local en su casa. Ya sea para conectar un par de ordenadores o para acceder a Internet desde el movil, pero de una forma u otra casi todo el que tiene una conexión a Internet en su casa tiene una red local montada.

En mi caso tengo 4, todas independientes y con hardware dedicado físicamente para cada una de ellas, y todas con distintas finalidades:

  • Red local normal: Por donde mis ordenadores, móviles, etc. acceden a Internet tanto de forma inalámbrica (Wifi) como cableada (Ethernet).
  • Red privada para servidores: La red que conecta los servidores entre si, la cual no es accesible desde la red normal.
  • Red privada de administración: Aquí es donde se conectan los interfaces de administración remota iLO de los servidores HP, los RSA de IBM o los DRAC de Dell para su administración en caso de problemas en la red principal.
  • Red privada del sistema de alarma: Éste proyecto aún está en desarrollo, pero básicamente consiste en un sistema de alarma para mi casa con multitud de sensores, cámaras, y mil cosas más (y que por cuestiones obvias de seguridad se encuentra en una red independiente e inaccesible desde las demás). Algún dia hablaré de éste proyecto (con el que llevo años, jejeje) más detenidamente...

Todas las redes utilizan switches (no creo que quede nadie en el mundo usando hubs para interconectar redes, o al menos eso espero xDD).

Aunque no es necesario, ya que algunas de mis redes no necesitan esa velocidad, todos los switches que utilizo son 10/100/1000 (salvo un viejo 3COM que uso para la red de administración, que es 10/100). Eso significa que todos pueden funcionar a una velocidad de transmisión de 1000 Mbit/s.

Tengo un par de switches normales (pero que funcionan MUY bien) para los equipos de escritorio (mi ordenador personal, el router de Internet, el punto de acceso inalámbrico, etc) y otros en forma rack (19") instalados en el rack que comenté anteriormente, y en otro pequeño rack de 6 U destinado únicamente a comunicaciones que tengo también montado y del que hablaré después, ya que es una parte fundamental en la infraestructura de mi Datacenter casero.

Switch Linksys principal, switch Linksys para servidores y switch 3COM para adminitración remota

Con éstos 3 switches (que se encuentran en el rack principal) se conectan la inmensa mayoría de servidores y dispositivos de mi datacenter, incluyendo los móviles de mi familia para su conexión a Internet, las televisiones y los reproductores multimedia para su conexión con la NAS de 10TB que comenté en el capítulo sobre el almacenamiento (y que contiene toda mi filmoteca/audioteca/fototeca), los servidores, etc.

Aparte de éstos switches, tengo otro en mi escritorio para conectar mi ordenador personal, el router de la ADSL, un par de Raspberrys PI que uso para cacharrear, etc.

Switch de escritorio, lector de DNIe, router ADSL y controlador de audio

Y por último, otro switch más en el pequeño rack de comunicaciones, que conecta el punto de acceso Wifi, otra Raspberry PI con la que monitorizo el consumo eléctrico de mi casa mediante el proyecto Open Energy Monitor del que os hablé antes, etc.

El pequeño rack de comunicaciones al que llegan todas las estancias de mi casa

Este pequeño rack de comunicaciones es muy importante, no solo por albergar esos dispositivos, sino porque a él llegan (a través de 2 patch panels) las tomas de red de todas las estancias de mi casa, de forma que desde aquí tengo conexión directa ethernet con todas y cada una de las habitaciones, pasillos, jardín, garage, etc...

Todas las conexiones de red de mi casa en un mismo panel

Ésto me permite no solo disponer de acceso a la red desde cualquier estancia de mi habitación, sino que es lo que permite a las televisiones conectarse a los 10TB de películas y series que hay en la NAS del datacenter, salir a Internet a las cámaras de video-vigilancia, etc, etc.

Aún no está completamente terminado, ya que me faltan varias estancias por cablear (es un curro cablear por el interior de las paredes e instalar tomas de RJ45 en todas las habitaciones) pero cuando esté acabado el sistema de alarma no tendrá límites!

Toma RJ45 de una de las habitaciones de mi casa

Y por favor, que a nadie se le ocurra decirme que haga éso mismo por Wifi, que ya me gustaría ver cómo funciona una red inalámbrica cuando más de una docena de cámaras están transmitiendo video mientras una televisión reproduce una película en HD en streaming desde la NAS mientras mi novia navega por Internet y mientras yo estoy descargando algo... por favor, seamos serios... la Wifi está muy bien para leer el correo desde el movil y mandar un par de mensajes por Telegram, pero nada más...

Capítulo 4: SAIs, KVMs, ventilación y demás accesorios

Todo aparato eléctrico que tiene que estar funcionando constantemente tiene un grave problema que hay que evitar a toda costa: los cortes en el suministro eléctrico.

Bien sea porque el proveedor de electricidad tiene que hacer alguna reparación, bien porque mi novia conecta todos los aparatos y electrodomésticos de la casa al mismo tiempo o bien por una tormenta puntual, hay ocasiones en las que nos quedamos sin luz. Y esos cortes bruscos de electricidad no solo no son nada saludables para los servidores, discos duros, etc. sino que además provocan un tiempo de inactividad durante el cual todas las webs, servicios de correo, etc. que se alojan en ellos dejan de estar disponibles, y eso es algo que no nos podemos permitir...

Para ello hace ya muchísimos años que utilizo 2 sistemas de alimentación ininterrumpida (SAIs).

El primer de ellos no es nada del otro mundo. Es un simple SAI de tipo offline que protege fundamentalmente la NAS, ya que 10TB de información no es algo que quiera arriesgarme a perder por un corte de luz.

SAI Powewalker VI 2000

Es un Powerwalker IV 2000, de 2000VA (1200W). Es un modelo muy normal y no muy potente, pero más que suficiente para proteger la NAS ante picos de tensión, cortes de alimentación, etc.

El otro es un SAI de tipo online muchísimo más avanzado y potente. Es un Unitek Epsilon 2000 (un viejo SAI ya descatalogado) en versión 19" montar en rack.

SAI Unitek Epsilon 2000

Éste es el que protege los servidores principales y alguno de los arrays de discos, y aunque por ahora he ido tirando con el, necesito conseguir otro mucho más potente porque ahora mismo no todos los servidores y arrays de discos estan protegidos ante un fallo de alimentación, ya que la potencia total que necesitaría para eso es muy superior a la que es capaz de ofrecer éste SAI.

Algunas veces no disponemos de red para poder acceder remotamente a los servidores, y necesitamos conectarnos a ellos físicamente con un teclado y un monitor (ya sea para acceder a la BIOS, para instalar el sistema operativo o simplemente porque la red no está configurada, o no lo está correctamente).

En éstos casos, lo que haríamos sería conectar un teclado y un monitor a la parte trasera del servidor al que queramos acceder... pero ¿qué sucede cuando tenemos decenas de servidores instalados en un rack, o cuando queremos conectarnos a varios de ellos cada poco tiempo? En lugar de andar moviendo el rack, enchufando y desenchufando monitores de un lado a otro, etc. los Dioses crearon los switchs KVM.

Con éstos switches, se pueden controlar varios ordenadores con un único monitor, teclado y ratón... de forma que solo tenemos que pulsar un botón para pasar de un servidor a otro.

Los hay de muchos tipos, siendo los más comunes y económicos los de sobremesa, que permiten controlar 2 o 4 dispositivos. Los hay también de 6, 8, 16, etc. y en formato 19" para montar en un rack. En éste momento mi datacenter cuenta con 4 de ellos:

  • Uno pequeño, en formato sobremesa, que permite conectar a 4 dispositivos.
  • Dos más grandes, en formato rack 19" (1 U), que permiten conectar a 8 dispositivos cada uno.
  • Uno enorme, en formato rack 19" (2 U) con el que se pueden gestionar hasta 16 servidores.

El pequeño lo tengo desde hace muchísimos años, y hace varios que no lo uso debido a los pocos dispositivos que permite controlar.

Fué uno de los regalos de navidad que tuve cuando era pequeño que más me han gustado de toda mi vida... por aquel entonces me parecía magia poder controlar 4 ordenadores con solo 1 teclado y 1 monitor...

Los de 8 puertos son BlackBox ServSelect. De éstos 2 únicamente utilizo 1 de ellos para alternar entre un viejo ordenador que uso para algunas cosas, las Raspberrys PI con las que juego a veces, y los ordenadores que me traen familiares y amigos de vez en cuando para que les arregle algo (si, si... lo se, pero qué le voy a hacer).

KVM Switch BlackBox ServSelect 8 puertos

Y por último (el grande) es un Omniview PRO 16-ports, que valdría un pastón en su momento (entre 1.000 € y 2.000 € tranquilamente), pero lo conseguí de segunda mano gracias a eBay a un precio increible hace ya varios años. Obviamente es el que tengo instalado en el rack, y es el que uso habitualmente.

KVM Switch Omniview PRO 16-puertos

Pero tanto servidor, tanto switch y tantos discos no solo consumen una increible cantidad de electricidad, sino que generan un calor absolutamente inaguantable. Para evitar ésto, y mantener las instalaciones refrigeradas para que rindan al máximo, los datacenters profesionales tienen sistemas de refrigeración por agua, aires acondicionados industriales, etc, etc. Obviamente yo no me puedo permitir algo así, por lo que para refrigerar todo utilizo métodos más económicos (y por supuesto, muchísimo menos eficaces xDDDD)

El dispositivo de refrigeración principal de mi rack es una bandeja de 4 ventiladores (que ocupa 1 U) cuya velocidad se regula automáticamente en función de la temperatura que registra su sensor. Dicho sensor (que en realidad es más bien una sonda) está colocado justo en la parte central trasera del rack.

Unidad de refrigeración

El flujo de aire en un rack comienza por el aire que los servidores y unidades de disco aspiran por la parte delantera. Este aire (supuestamente frio) recorre el servidor de punta a punta, enfriando a su paso todos sus componentes gracias a las diferentes canalizaciones que tienen estos servidores en su interior. El aire, ya caliente, sale por la parte trasera del servidor, y gracias a ésta unidad de refrigeración, es aspirado hacia arriba para ser finalmente expulsado de nuevo al exterior (por el techo del rack).

No obstante, teniendo todas estas máquinas en una habitación más bien pequeña, sin sistemas de refrigeración decentes (aire acondicionado permanente, etc) y sobre todo en pleno verano, ha habido algunos momentos en los que la temperatura de la habitación ha rozado límites absolutamente increibles... y para muestra, la siguiente imagen, sacada en agosto un dia cualquiera de éste último verano:

Algunos dias en verano pensé que se iban a derretir hasta las paredes...

No aspiro a alojar grandes volúmenes de datos, ni visitadísimas páginas webs, ni nada parecido... solo soy un administrador de sistemas y programador al que le encanta la tecnología, y al que le encanta aún más saber que todos los servidores que necesita y que utiliza a diario se encuentran justo debajo de su dormitorio. xDDDDD

Eso si, ni siquiera señalizando el datacenter con carteles disuasorios consigo que Virginia, mi mujer, me deje tranquilo cuando estoy en esa habitación:

Y es que por mucho ruido que haya, por mucho calor que produzca o por muchas luces que se enciendan y apaguen, a quien no le gusta vivir en un buen Datacenter??? xDD

¿Quien dijo que enseñar Perl a un niño de 2 años sería dificil? xDD

Y creo que poco más me queda por enseñaros... el resto de dispositivos (impresoras de papel, impresoras de tarjetas identificativas, cámaras de vigilancia, etc) no tienen demasiada importancia, así que no necesitan demasiada presentación, por lo que parece que el tour a través de mi Datacenter casero ha llegado a su fin.

Espero que os haya resultado como mínimo interesante, y aunque obviamente hay millones de datacenters muchísimo mejores por ahí, éste está en mi casa, y los demás no.

Y a partir de ahora, cuando vuestra novia o madre os esté echando la bronca por dejar el ordenador encendido por la noche mientras se descarga algo, o por el ruido que hace el ventilador de vuestro portatil, o incluso por haberos dejado un monitor encendido sin estar usándolo, pasarle un enlace a éste artículo y os garantizo que no volverá a regañaros por eso jamás xDDD

Alaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!